Por: Gearóid Ó Loingsigh

Según los reportes de la prensa colombiana, la empresa norteamericana ExxonMobil presentó una propuesta para realizar una segunda prueba piloto de fracking en el Valle Medio del Magdalena.[1]  Es una de las empresas petroleras más grandes del planeta con operaciones en 45 países.  El gobierno colombiano parece estar empeñado en entregar el país no sólo al fracking sino a los peores criminales de ese tenebroso mundo.

El presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) alabó a la empresa resaltando que “ExxonMobil… tiene gran experiencia en este tipo de proyectos,”[2] pero no habló de su record ambiental, sino dijo que “la experiencia de empresas como ExxonMobil y Ecopetrol será desplegada en proyectos con los más altos estándares técnicos, un diálogo abierto y participativo con las comunidades y la garantía de protección del medio ambiente.”[3] 

Sin embargo, la experiencia de ExxonMobil indica que no sólo es uno de los peores empresas en cuanto a la contaminación sino su experiencia en cuanto al fracking tampoco es nada bueno.  La empresa se volvió muy conocido a nivel mundial por el desastre ambiental del Exxon Valdez, un barco de su propiedad que derramó 41.000 m3  de crudo afectando a 2.100 km de costa de Alaska.  Pero su desastrosa historia ambiental no termina allá, sino sigue hasta hoy en día.

Primero se debe señalar que Exxon se opuso a los intentos de hacerles pagar por el daño hecho en Alaska.  Cuando ocurrió no salió a reconocer su papel y pagar por el daño hecho sino luchó hasta el final para no pagar o minimizar el pago.  Exxon pagó una multa de USD 150 millones, pero la Corte lo redujo a USD 25 millones, aceptando la limpieza hecha por la empresa como el pago de USD 125 millones.  La empresa acordó pagar USD 100 millones por el concepto de restitución criminal y otros USD 900 millones como parte de un arreglo civil (este último pago se hizo a plazos durante 10 años).[4]  En total 1.125 millones, si incluimos sus gastos en limpieza.  No es mucho dinero.  En 1989, el año del derrame, pagó un dividendo de USD 2.30 por acción, y en 1991 USD 2.68, aumentando a USD 2.83 en 1992 y en los años siguientes siguió aumentando, es decir que no afectó sus ganancias.[5]  La misma empresa reconoce que a lo largo de 38 años, sus dividendos han aumento a una tasa de 6,1% por año y según su informe anual de 2020 tuvo Ingresos netos de 14.340 millones de dólares en 2019 y pagó dividendos de 14.652 millones en el mismo año.[6]  A pesar de lo que tuvo que pagar, no era una medida que afectaba mucho a la empresa.

Exxon también peleó en un caso en el estado de Nueva Jersey.  El estado litigó por USD 8.900 millones de dólares por la pérdida de más de 1.500 acres de humedales.  Sin embargo, en 2015 llegó a un acuerdo con el estado de Nueva Jersey y pagó apenas USD 225 millones sin reconocer y aceptar su responsabilidad legal en los hechos litigados.[7]  También enfrentó una demanda por botar 215 metros cúbicos de agua usada en el fracking a un río.  En una declaración perversa la empresa dijo que perseguirlos por una pequeña cantidad desalentaba las buenas prácticas ambientales.  La empresa terminó pagando una multa de USD 100.000 y gastó USD 20 millones en poner su maquinaría al día[8] 

La empresa ha enfrentado otras demandas, incluyendo una de su propio gerente, Rex Tillerson.  ExxonMobil no le gusta la litigación en su contra pero no vacila a la hora de demandar a otros.  Demandó a Venezuela ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial y recibió USD 1.600 millones, menos de los USD 14.700 millones que pidió pero significante de todas formas.  El motivo de la demanda fue la nacionalización de los bienes de la empresa que hizo Hugo Chávez.  Pero las demandas en su contra no han sido pocas, luego de un litigio tuvo que pagar a la ciudad de Nueva York USD 104,7 millones por contaminación de aguas.  Mientras las otras empresas involucradas en los hechos pagaron, ExxonMobil peleó el asunto en los tribunales.  En 2011 tuvo que pagar USD 500 millones por la contaminación de agua en el estado de Maryland.  Además en este hecho ExxonMobil encubrió lo ocurrido.  En otro caso en 2013 uno de sus oleoductos rompió y 757 metros cúbicos corrieron por las calles de Mayflower.[9]

Pero lo más curioso es la demanda presentada por Director General de ExxonMobil Rex Tillerson contra una operación de fracking de su propia empresa cerca de su casa.[10]  Si Tillerson no quiere fracking cerca de su casa, ¿con qué derecho nos pide a nosotros aceptarlo?  Si él no confía en el proceso y no le gusta, ¿por qué nosotros debemos aceptarlo?  Pero claro que no confía porque él sabe que ExxonMobil miente y encubre la verdad.  La empresa llevo a cabo sus propias investigaciones en los 70 y 80 y encontró que las emisiones de carbón calentaban el planeta.  No sólo encubrió su propia investigación sino financió campañas que negaban el cambio climático e incluso llegaron a afirmar que el planeta estaba enfriando y ahora dicen que no importa que nos salvarán tecnologías modernas de los impactos del cambio climático.[11]

ExxonMobil como muchas empresas petroleras experimentó una grave crisis en 2020 debido a la pandemia de Covid 19 que provocó una caída fuerte en demanda.  En los primero nueve meses de 2020 la empresa reportó pérdidas de USD 2.400 millones.  Aun así la empresa ha demostrado cierta lentitud en adoptar estrategias nuevas.  En vez de invertir en nuevas tecnologías la empresa ha redoblado su apuesta a gas y petróleo.[12]  Así ExxonMobil es una de las empresas explorando nuevos yacimientos en Suriname en un intento de salir de la crisis económica provocada por la pandemia.  Su llegada a Colombia es parte de esa estrategia.  Pero debemos recordar en todo momento que es un los mayores criminales ambientales de la historia y ni su propio Director General confía en lo que hace.

 

[1] El Tiempo (17/03/2021) ExxonMobil se apunta para hacer el segundo piloto de ‘fracking’ https://www.eltiempo.com/economia/sectores/fracking-estadounidense-exxonmobil-se-postula-para-hacer-segundo-piloto-574237

[2] Ibid.,

[3] Ibid.,

[4] Véase https://evostc.state.ak.us/oil-spill-facts/settlement/

[5] Véase https://corporate.exxonmobil.com/-/media/Global/Files/investor-relations/dividend-information/EM-dividend-warrants-and-distributions-1911-to-present.pdf

[6] ExxonMobil 2020 Annual Report https://corporate.exxonmobil.com/-/media/Global/Files/investor-relations/annual-meeting-materials/annual-report-summaries/2020-Annual-Report.pdf

[7] New York Times (07/04/2015) New Criticism After New Jersey Posts Text of Exxon Settlement.  Benjamin Weiser https://www.nytimes.com/2015/04/08/nyregion/new-criticism-after-new-jersey-posts-text-of-exxon-settlement.html

[8] Grist (13/09/2013) ExxonMobil company charged with fracking-related crimes. John Upton.  https://grist.org/climate-energy/exxonmobil-company-charged-with-fracking-related-crimes/

[9] Money Inc. (2016) 10 Exxon Mobil Lawsuits You Should Know About.  Gareth Parker.  https://moneyinc.com/exxon-mobil-lawsuits-you-should-know-about/

[10] Ibid.,

[11] Bill McKibben (18/02/2016)  Exxon’s Never-Ending Big Dig.  https://tomdispatch.com/bill-mckibben-it-s-not-just-what-exxon-did-it-s-what-it-s-doing/

[12] New York Times (10/12/2020) ‘Is Exxon a Survivor?’  The Oil Giant Is at a Crossroads. Clifford Krauss.  https://www.nytimes.com/2020/12/10/business/energy-environment/exxon-mobil-pandemic-energy-transition.html?searchResultPosition=7